Mark Ruffalo: “La gente necesita una expresión catártica de su dolor”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El actor estadounidense Mark Ruffalo, quien encarna a dos traumados hermanos gemelos en la sombría miniserie trágica “I Know This Much is True”, que llegará el domingo a las 22 a la señal premium HBO y la plataforma HBO GO, afirmó a Télam que la cuarentena es un buen momento para el estreno porque “la gente necesita una expresión catártica de su dolor”.

“Una gran parte de la vida es el dolor, esto es lo que es la vida. No es sólo diversión todo el tiempo, no es una risa. Hay una totalidad que nos estamos perdiendo, y este momento nos lo está demostrando”, consideró el versátil actor tres veces nominado al Oscar y popular en todo el mundo al estar identificado con la franquicia de películas de Marvel, en la que encarna a “El increíble Hulk”.

Por videollamada y desde su casa en Estados Unidos, donde atraviesa el confinamiento preventivo por la pandemia de coronavirus, Ruffalo aseguró a esta agencia que la apuesta por una trama emocional y actoralmente tan desafiante persiguió el objetivo de correrse de la tarea acaso ya automatizada de las cintas de superhéroes para, en cambio, “ser vulnerable”.

“Acababa de salir de los ‘Avengers’, de esa cosa tan grande y tecnológica, que es emotiva pero al mismo tiempo segura”, recordó el actor sobre el momento en el que se acercó al proyecto de la mano del cineasta Derek Cianfrance, junto a quien también realizó la coproducción ejecutiva de la miniserie.

Dirigida y escrita por Cianfrance (“Blue Valentine”, “The Place Beyond the Pines”), “I Know…” es una miniserie de seis partes basada en la aclamada novela homónima de Wally Lamb, que sigue la saga familiar de los gemelos idénticos Dominick y Thomas Birdsey.

Ambientada a comienzos de la década de los ’90, la serie despliega un relato digno de las epopeyas trágicas de la literatura universal, con Dominick como un héroe sujeto a las duras y continuas pruebas de la traición y el sacrificio.

El fallecimiento de su bebé y posterior separación de su esposa (encarnada por Kathryn Hahn), la crianza por parte de un padrastro violento y una madre (Melissa Leo) que nunca le dijo quién era su padre biológico y la aparición de una nueva mujer en su vida (Juliette Lewis) que presenta otra vez nuevos problemas, son sólo parte del tremendo peso que Dominick acarrea sobre sus espaldas al iniciar la historia.

Pero acaso la porción del relato más dura para el personaje sea la relación con su hermano gemelo Thomas, quien desde joven manifestó síntomas de desequilibrios psiquiátricos y que en un episodio esquizofrénico se corta la mano derecha con un machete en medio de una poblada biblioteca pública.

“En cierta forma es una gran historia de amor”, afirmó Ruffalo sobre el vínculo entre los hermanos que cruza en primer plano toda la historia, y añadió que creía que los sentimientos de Dominick hacia Thomas son “complicados”: “Se siente responsable por él, siente una conexión muy fuerte, siente que su bienestar nunca va a llegar mientras esté su hermano, siente resentimiento, incluso celos”.

Para el intérprete “todas esas conexiones producen un tipo de drama con el que el público puede identificarse” y constituyen un tipo de historia que deseaba contar en este momento de su vida.

“Como artista ahora quiero ponerlo todo, quiero ser vulnerable, estoy en una edad en la que mi aspecto se va yendo y lo que queda es el alma, la experiencia y el trabajo que hiciste en el camino”, dijo Ruffalo, quien confió que reconocía que hasta este proyecto se había sentido “contenido”.

“De alguna forma siempre me contuve como una medida de seguridad, de no poner todo lo que tenía así si la gente no se enganchaba con una película entonces yo no tenía parte de la culpa”, agregó.

La tarea de encarnar a los gemelos Birdsey no fue sólo emocional para que fueran “dos personas totalmente diferentes sólo que con la misma crianza”, sino también profundamente física.

Es que en lugar de depender de la tecnología y del maquillaje prostético, Ruffalo y Cianfrance tomaron la decisión de rodar inicialmente todas las escenas como Dominick e interrumpir el rodaje varias semanas para que pudiera transformarse en Thomas.

“Siempre que ves a gemelos en una película o en una serie tenés al actor que corre detrás de escena, se pone un vestuario diferente, se pega una barba, vuelve y graba el otro lado para completar un plano”, explicó Ruffalo sobre el porqué de su decisión de “parar un tiempo para honrar a estos gemelos”.

Thomas es un paciente psiquiátrico sujeto a una medicación que tiene como efecto secundario la retención de líquidos, por lo que además de cambiar el peinado y asumir una corporalidad nueva, el actor aumentó casi 15 kilos en cinco semanas.

Para Ruffalo el aspecto angustiante, por momentos sofocante, de la miniserie lo transformaba en un contenido que va en consonancia con el clima de la época, con millones de personas preocupadas y aisladas para cuidarse del coronavirus.

“A veces es bueno tener un momento en el que podés llorar, ver tu propia vida, tu dolor y expresarlo. Esta serie hace eso, y en un momento en el que todos estamos pasando por eso, nos vemos forzados a enfrentarlo”, concluyó.

Mario Diaz

Mario Diaz

Comentar

Dejá un comentario

Seguí leyendo

Indicadores Globales

Indicadores Forex

Dolar Venta Hoy

Dolar Venta Bco. Nación $ 94.50

Publicado por: Mario Diaz

chiletinos@gmail.com

Dejá un comentario

Mas del Autor

Siguenos

Mas recientes

Subscribete

Al subscribirte aceptas recibir info de nuestras noticias y campañas publicitarias.