La guerra de las vacunas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

LA CURA

Hace solo unos días el gobierno Argentino recibió las primeras dosis del acuerdo para importar unas 12 millones de vacunas rusas contra el covid-19. Casualmente dicha vacuna lleva el nombre de Sputnik V, primer nave espacial que orbitó la tierra en 1957, en tiempos en que la URSS y los EE.UU se disputaban por imponer su tecnología en los logros espaciales. La meta fue la llegada a la luna y si bien los Rusos dieron en este área pasos importantes, en un primer momento, la tan ansiado presencia del hombre en nuestro satélite natural la ganaron los norteamericanos.  Por esto remarcamos el nombre que lleva esta vacuna, que no solo primeriza su llegada al país a las demás, sino que se distribuiría en varios países, que ya están a la espera de su aprobación final por autoridades competentes.

Dicha información causó en nuestro país un revuelo entre aquellos que ideologizan adrede lo que no es otra cosa que un producto elaborado por unos de los laboratorios más importantes del mundo, como es Instituto Gamaleya de Investigación en Epidemiologia y Microbiología de la salud pública Rusa.

Aquí es donde se encuentra el detonante, las dos potencias mantuvieron durante 44 años lo que se llamó Guerra Fría, en la cual no solo se disputaron áreas sutiles del desarrollo tecnológico, sino también territorios donde imponer su influencia ideológica. Este constante enfrentamiento fue teñido de suspicacias y secretos, acciones encubiertas, apoyos políticos, económicos y militares a los diferentes bandos, en cada uno de los conflictos bélicos que se sucedieron. La calidad de esa confrontación fue el espionaje y los ocultamientos, sobre todo del lado del bloque soviético, donde sus políticas estuvieron envueltas siempre en un silencio a ultranza.

Esto se revive en aquellos que creen ver en el siglo xxi, una nueva confrontación entre la verdad transparente de las investigaciones de los laboratorios occidentales, como el de la Universidad de Oxford y el ocultamiento malicioso de la Federación Rusa, aquel viejo enemigo de lo que creíamos haber superado mas no sea parcialmente: La guerra fría      

LA GUERA FRÍA

La guerra fría fue un enfrentamiento no bélico, que sucedió al final de la 2da Guerra Mundial, duro entre 1945 y 1989 y se vieron enfrentadas las dos superpotencias de aquel entonces, Estados Unidos, liderando el bloque capitalista y la Unión Soviética, liderando el bloque comunista. Esta guerra se trató de una competencia constante entre las dos potencias, para ver que bloque era el mejor o más apto. Se trataba de establecer que nación era la que impondría su paradigma científico, por ejemplo, fue muy clara en la exploración del espacio. La carrera por la luna fue la pista por donde la gran carrera se estableció. Espiarse de forma mutua, alimentaba la idea que una intentaría destruir a la otra. Esta desconfianza basada en las ideologías que ordenaban políticamente ambas naciones, justificó una carrera armamentista que acopió cantidades ridículas de misiles, por ambos lados, los que de estallar una guerra explotarían en un espacio, con ya casi todo el planeta hecho pedazos.  Estados Unidos estudiaba aspectos de enfrentamiento político, económico, social, militar e informativo, a través de la CIA y la Unión Soviética a través de la KGB,.

La Segunda guerra mundial fue un acontecimiento que impactó y conmovió al mundo en su totalidad, fue una etapa que marcó mucho la mirada política de sociedades enteras por el resto de sus vidas. A pesar de la clara alianza entre la URSS y EEUU, en el transcurso de la misma, al finalizar este proceso, la susodicha se esfuma, creando una notoria discrepancia entre ambos polos.

Para evitar que se produzca nuevamente un conflicto de tal magnitud, como lo fue la guerra mundial, se crea la ONU (Organización de las Naciones Unidas) aunque posteriormente comienza una seguidilla de enfrentamientos indirectos entre ambas potencias. Sin embargo, a pesar de la existencia de estas dos posturas completamente heterogéneas, el mundo occidental solo veía como válida su propia idiosincrasia, ya que al bando opuesto lo describía a fuerza de estereotipos, todos montados en los aspectos más autoritarios de su política unipartidaria y que hacía de los soviéticos una sociedad cerrada y hasta cierto punto desconocida.

Esta entronización del marxismo como opresor de los pueblos y brazo militar agazapado, exportando su revolución socialista por el mundo, era afín a esta batalla ideológica entre Capitalismo libre y emprendedor y el Marxismo controlado, dirigido y burocráticamente obsoleto. Este obstinado en su expansión tuvo en Cuba su punto más alto con la llamada “Crisis de los misiles”. Esta mirada del enemigo, tenía una buena base de sustentación en las despiadadas tareas de control social interior, que su líder Stalin, había implementado de forma asesina y despiadada para con su pueblo.

La construcción de un enemigo sirve socialmente para agrupar en pos de la defensa, a algo que naturalmente se dispersaría. Esta fue la llave que construyó dos bloques estratégicos, con fuerza militar y capacidad de acción real.

El pacto de Varsovia obligaba a los países del este de Europa, a alinearse tras la URRSS económicamente y militarmente. Mientras que la OTAN obligaba a todos sus países a pensar una solo manera de desarrollo económico, la libre empresa y alimentar una máquina de defensa de características imperiales

Si bien en todo esto, siempre hubo matices, ya que la Europa occidental mantuvo cierta independencia ideológica en la construcción de sus políticas internas, el hecho fundamental de dos bloques opuestos y prestos a su destrucción mutua, fue abonado por ambos lados. Ninguno de los bandos exploraba las realidades culturales y sociales del otro.

El bloque soviético fue siempre rico en su cultura, en música, literatura, danza, ajedrez y también ciencia, pero solo se medían fuerzas en el deporte durante las olimpiadas. Lo más profundo de la cultura del otro era dejada de lado, solo intentaban imponer ese dibujo construido más en base a estereotipos que a realidades.

Patton (1970), película de la cual cabe resaltar la frase “Dentro de 10 días estaremos en guerra contra esos malditos y debe parecer culpa de ellos” describiendo mediante ella el punto de vista estadounidense de los soviéticos, culpables de todo mal siendo los norteamericanos los únicos cuya opinión es válida, utilizando este argumento para convencer y arrastrar a gente a su bando.

El MURO DE BERLÍN

El muro de Berlín dividió a Alemania en 2 sectores evitando obligadamente el paso de los habitantes entre la república federal alemana “capitalistas” y la república democrática alemana “comunistas”. En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA).

Berlín quedó dividida en diferentes bastiones, regidos por los gobiernos que conformaron la coalición Aliada, vencedora de los nazis en la segunda guerra. Se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas de la ciudad. El recordado muro de Berlín se instaló para evitar la fuga de los alemanes orientales, a la Alemania occidental. En un primer momento el intercambio era normal, mediante un a tren que cruzaba las fronteras impuestas por la guerra y mantenía los dos lados de la ciudad conectados, en un intercambio social cotidiano.

En el film de origen norteamericano 1,2,3, se muestra una tragedia de dos enamorados, cada uno en un lado de las vías de un tren, que separa los dos sectores. En el final de la película se produce la tan deseada unión en el lugar correcto, la Alemania occidental. Para festejar el final feliz, el director apelo a una sarcástica ironía, las familias brindan con Coca Cola, símbolo de apogeo capitalista post guerra, pero a los  emigrados del este los convidan con una Pepsi, marcando casi burlonamente que para el sistema estos serán siempre una segunda marca.

 LA CRISIS DE LOS MISILES.

Previamente del conflicto llamado “La crisis de los misiles” Cuba y 2 años después de la revolución cubana, el presidente de los estados unidos J.F. Kennedy planifica la invasión al país centroamericano.  La intentona fracasó a causa que los servicios de inteligencia de la URSS tomaron la delantera y gracias a esto, se construyó de una base de misiles soviética en la Habana. Esta fue descubierta por un tipo especial de avión espía estadounidense ,que sobrevolaba cuba en 1962.

La CIA, Agencia Central de Inteligencia, anotició al presidente Kennedy y este instaló una cuarentena de turistas norteamericanos a la isla. Además ordenó un cerco naval a su alrededor, generando un auténtico bloqueo aeronaval. Como el punto máximo de tensión en lo que se llamó guerra fría, la crisis expuso al mundo al desatino de una guerra nuclear, que solo lograría la mutua destrucción de las dos potencias y como daños colaterales, la agonía del resto del mundo.

Como consecuencia a la tensión, que este hecho histórico género, se crea el reconocido teléfono rojo, una línea de comunicación directa entre la casa blanca y Kremlin. Estableciendo el primer puente entre estos dos mundos, obligándolos a reconocerse mutuamente como pares, ya sea en su desarrollo militar estratégico, como en el científico.

 LA GUERRA DE LAS DOS COREAS. 

La república de Corea al sur apoyada por los EEUU y la ONU y la república popular democrática de Corea apoyada por la URSS y la república popular de China, se enfrentaron en una contienda luego de finalmente expulsar a las fuerzas francesas, que las habían colonizado y explotado durante años en una guerra interminable, cuando eran una sola nación

Stalin quería recuperar sus terrenos en Asia, por lo que el 25 de junio de 1950, autorizó un ataque norcoreano a Corea del Sur, rápidamente lograron tomar Seúl, pero Estados Unidos tuvo una respuesta muy rápida y, a través de la ONU envió tropas para expulsar a los socialistas. China decide involucrarse en la guerra, apoyando al comunismo.

Finalmente, en 1953 se firma el acuerdo de Panmunjom, el cual, declaró el alto al fuego, y estableció dos naciones, una de lado de cada bloque ideológico, con una rivalidad que se perpetúa hasta nuestros días. En este caso particular, la Corea Occidental pro EE.UU, se nutrió de la clase media y alta más acomodada de la vieja nación y estableció un régimen capitalista plenamente identificado con el consumo y la libre empresa. A su vez, la Norcoreana mantuvo el régimen marxista de economía programada y una política de opresión y vigilancia sobre la población civil, inspirada en las fuerza ejercida por Stalin sobre sus ciudadanos.

.Conclusión

En conclusión, cada integrante en cada uno de estos dos grupos antagónicos, coincide con los lineamientos básicos que constituyen su bloque ideológico. Este le otorga identidad y pertenecía, “es” en tanto y en cuanto, se sienta pertenece a ese capitalismo o ese comunismo que lo moldea como ser social. Para ello un ingrediente indispensable es la imagen del otro, de quien tenemos que diferéncianos.

Los EE.UU necesitan un bloque antagónico, por lo que luego de la disolución de la URSS, el enemigo paso a ser Medio oriente. Como una partida de ajedrez, los líderes de ambos mundos diferenciados, juegan sus fichas con la única intención de mantener un status quo indemne, en Tablas permanentes.

La irrupción de una pandemia multinacional, extendida por cuanta fronteras el hombre haya instalado, globalizando el peligro de contagio, nos debilita y nos hace retroceder al encuentro de aquello único que nos puede cobijar y defender, nuestra nación.

Allí es donde los fantasmas del enemigo, se aparecen como símbolos de una mal que sigilosamente y camuflado, se podría estar infiltrando en los fluidos de una vacuna que no sea Occidental y cristiana.

Por esto las posibles vacunas son estigmatizadas con aquellos viejos temores que siempre impusieron al miedo como una construcción social. Las vacunas Rusas o Chinas, son productos de un oriente que siempre espera agazapado, el momento de lastimarnos.

La antigua guerra fría sube nuevamente al escenario y nos recuerda que nuestro enemigo no ha desaparecido. Hay un occidente que no tolera lo confronten científicamente y revive viejos fantasmas de Stalin o Mao. Solo imagina un mudo feliz , si es celebrando un nuevo acierto producto del desarrollo de sus sistemas políticos. Se asume como regente confiable de todo aquello que deba ser aceptado como verdad absoluta, o sea y más que nada, su Ciencia y Tecnología.  

Pablo Kulcar

Pablo Kulcar

La reflexión no atenta contra la necesidad de informar.Una noticia no deja de ser un recorte subjetivo, que hacemos, de lo que llamamos "la realidad".La honestidad intelectual es el prisma por donde la pasamos.Debemos intentar descubrir aquello que se esconde en una maraña de textos, palabras e informaciones y surfear los relatos de "verdades relativas" disfrazadas de "absolutas"

Comentar

Dejá un comentario

Seguí leyendo

Indicadores Globales

Indicadores Forex

Dolar Venta Hoy

Dolar Venta Bco. Nación $ 95.00

Publicado por: Pablo Kulcar

pablokulcar@hotmail.com

Dejá un comentario

Mas del Autor

Siguenos

Mas recientes

Subscribete

Al subscribirte aceptas recibir info de nuestras noticias y campañas publicitarias.