El fenómeno neonazi y la cultura del odio

El neonazismo consiste en movimientos sociales o políticos de extrema derecha posteriores a la Segunda Guerra Mundial que buscan revivir e implementar la ideología del nazismo. Los neonazis buscan emplear su ideología para promover el hostigamiento, la opresión, el odio, la discriminación y la violencia contra las minorías.

Es un fenómeno global, con representación organizada en muchos países y redes internacionales. Toma prestados elementos de la doctrina nazi, incluyendo el ultranacionalismo, el ultra conservadurismo, el nacionalismo étnico, el racismo, la xenofobia, el anti eslavismo, la homofobia, el antisemitismo, el anticomunismo y el antifeminismo buscando el inicio del Cuarto Reich. La negación del Holocausto es su emblema doctrinal.

Noenazis en pie de guerra

En 1997 fue arrestado en Inglaterra, Thomas Nakaba, uno de los cabecillas de la rama danesa de ‘Combat 18’, un grupo neonazi musical que clama la superioridad del hombre blanco. Su detención acaparó las portadas de los periódicos ingleses. Nakaba dio a la policía una lista de militantes neonazis activos. En aquella operación también se decomisó material propagandístico de ‘Combat 18’ y del partido nacionalista inglés, el British National Party.

Los grupos neonazis, calificados de forma simple y poco rigurosa como ‘skinheads’, son cada vez más numerosos, violentos y agresivos.

Skinhead
Durante años se ha aceptado el fenómeno Skin y se ha menospreciado su peligrosidad. Sin embargo, en algunos países se ha empezado a tomar consciencia de la importancia del fenómeno. El movimiento Skinhead nació de un encuentro multirracial y multicultural entre los jóvenes de la clase obrera inglesa y de los inmigrantes jamaicanos. No tenía ideología política ni era mayoritariamente racista.

La extrema derecha inglesa se aprovechó de esta circunstancia apropiándose del movimiento. Como reacción a esta apropiación surgió el movimiento S.H.A.R.P. (Skin Heads Contra los Prejuicios Raciales) creado para reivindicar el verdadero origen del movimiento Skinhead, el del “espíritu del 69”. El movimiento skin no racista, que también actúa en América, Europa y el Caribe está compuesto por comunistas y anarquistas. Los S.H.A.R.P. organizan conciertos de rock contra el racismo y disputan una especie de batalla ideológica contra los skins racistas y xenófobos.

Grupos
Alarmada por la intensificación de las actividades de los organismos neonazis, la Liga de los Derechos de la Persona de B’nai Brith de Canadá realizó un informe sobre el fenómeno neonazi que puede consultarse en su sitio web “Réseau éducation-media” (en francés).

Según dicho informe, los grupos neonazis están compuestos de xenófobos y racistas que odian todo lo que sea diferente, particularmente a las minorías formadas por las personas de piel oscura, sean estos musulmanes, judíos, católicos, gitanos u homosexuales entre su preferencias

El informe también apunta a los que suelen reclutar a jóvenes solitarios, marginados o frágiles. Estos son fáciles de manipular, se sienten atraídos por la mentalidad de grupo y la confraternidad, así como por la seguridad y amparo que se les ofrece. Los líderes les facilitan empleo y construyen un imaginario donde son útiles a la causa.

Internet
Un ejemplo de apología racista sería la del grupo neonazi “14 Words”, ubicado en Estados Unidos, que difunde su doctrina en varios idiomas. Sus ideas defienden la superioridad de la raza blanca y alertan sobre su peligro de extinción. Escudados bajo la libertad de expresión, revistas, periódicos, libros y páginas web, se han dedicado a difundir estos mensajes. Los grupos neonazis tienen una audiencia potencial en la Red de millones de personas.  Utilizan la Red para exponer sus ideas con total impunidad, reclutar seguidores, chatear, vender y comprar su música, ropa y toda clase de accesorios con símbolos de marcado carácter nazi. Como a tantos otros colectivos y personas, la libertad que ofrece Internet, les permite cierto anonimato para difundir su ideología y reunirse, aunque sea virtualmente, y organizarse.

Es imposible conocer el número exacto de sitios con propaganda de ideas nazis. Estos se esconden bajo direcciones de aparente banalidad y no dejan de cambiar para no ser localizados por las autoridades.

El Centro Wiesenthal (Centro Judío Internacional) asegura que existen más de 5.000 páginas web neonazis en el mundo entero.

Sitios
Las páginas neonazis en Internet son utilizadas para difundir todo aquello que tiene que ver con las la supremacía de la raza blanca y ofrecen vídeos de iniciación sobre cómo fabricar un explosivo casero, hasta listas con miles de apellidos judíos residentes en distintas ciudades europeas.

Holocausto
Hay páginas web niegan Holocausto con razonamientos que ofrecen como científicos, de u revisionismo histórico reducido a solo propaganda motivadora. Todas las masacres cometidas son minimizadas o camufladas dentro de meros hechos de guerra. Ofrecen una versión que anula la verdadera intencionalidad de la misma, intentando ser solo un nuevo discurso aceptable que  puesta a ser considerado reinstalando el eterno y universal complot semita.

Medidas
Algunos países empiezan a reaccionar  y tomaron diferentes iniciativas, como la creación de una ‘cyberpolicía’ en Canadá, la prohibición de los grupos neonazis en Alemania o la denuncia de la magistratura francesa contra el buscador estadounidense de Internet Yahoo! que albergaba sitios que subastaban insignias nazis.

El Gobierno federal alemán ha dedicado 65 millones de marcos (unos 5.525 millones de pesetas) a una serie de programas para jóvenes para alejarlos de las ideas ultraderechistas y xenófobas. Un claro ejemplo es la iniciativa de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución que en abril del año 2000 creó una línea telefónica para arrepentidos de la ultraderecha y en apenas dos meses recibió más de 500 llamadas.

Algunos de estos exnazis han creado asociaciones para acoger a jóvenes salidos del movimiento, jóvenes en situaciones psicológicas muy difíciles y a veces amenazadas de muerte tras abandonar el grupo. En algunas ocasiones han tenido que cambiar de identidad.

.

Publicado por: Pablo Kulcar

Dolar Hoy

Seguí leyendo

Siguenos