Suspenden al senador brasileño que guardó dinero entre las nalgas en un operativo policial

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El presidente de la Suprema Corte Federal de Brasil, Luis Roberto Barroso, suspendió hoy por 90 días al senador del estado de Roraima Chico Rodrigues, luego de ser destituido de la función de vicejefe del bloque del Gobierno en el Congreso, por guardarse miles de reales en efectivo entre sus nalgas para intentar ocultarlo de una operación de la Policía Federal durante un allanamiento.

Barroso envió el caso al Senado, donde se decidirá si Rodrigues finalmente es destituido.

“La gravedad específica de los delitos investigados también indica la necesidad de garantizar el orden público: el senador estaría usando su función parlamentaria para desviar dinero destinado a enfrentar la mayor pandemia de los últimos cien años, en un momento de severa escasez de recursos públicos y en el que el país ya tiene más de 150.000 muertos por la enfermedad”, denunció el juez, citado por el diario Folha de Sao Paulo.

El fallo del tribunal se dio a conocer luego de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyera hoy a Rodrigues, su amigo y aliado, de la función de vicejefe del bloque del Gobierno en el Congreso.

Bolsonaro se despegó del escándalo del senador Rodrigues y dijo que su Gobierno lucha contra la corrupción, aunque los dos mantenían encuentros frecuentes y el año pasado el senador incluso formó parte de la comitiva presidencial que viajó a Israel.

El Diario Oficial de la Unión publicó este jueves una edición extra con un mensaje de Bolsonaro para destituir del cargo de vicejefe del Gobierno en el Senado a Rodrigues, del partido derechista Demócratas, del estado norteño de Roraima.

De acuerdo con fuentes policiales, el legislador guardó dinero entre sus nalgas e incluso dentro del ano durante un allanamiento realizado por la Policía Federal por orden del Supremo Tribunal Federal, en virtud de una investigación por fraude en gastos parlamentarios destinados a combatir la pandemia del coronavirus.

El Gobierno explicó que el propio senador quiso renunciar a representar al oficialismo en el Senado.

Bolsonaro grabó recientemente un video junto a Rodrigues diciendo que su relación con él era “casi una unión estable”, a la vez que el senador contrató como empleado parlamentario en su despacho a Leonardo de Jesus, primo de los hijos del presidente.

Por la mañana, Bolsonaro intentó despegarse de la situación y dijo que la investigación involucra a un “concejal”, sin nombrar a Rodrigues.

El operativo ocurrió ayer en la ciudad de Boa Vista, capital del estado de Roraima, mientras el mandatario daba un discurso ante empresarios en el que afirmó que iba a pegarle una patada en el cuello a cualquier sospechoso de corrupción en su gestión.

“El operativo es un motivo de orgullo por mi Gobierno, que no tiene un caso de corrupción. El Gobierno son mis ministros, los funcionarios en las empresas estatales y en los bancos, eso es el Gobierno”, dijo.

Bolsonaro explicó que el procedimiento fue fruto de una denuncia de la Controladuría General de la Unión sobre supuestos fraudes en contratos para contratar servicios de salud con partidas presupuestarias que se le otorgan a cada parlamentario.

“Lamento el desvío de recursos porque cuando se desvía dinero de la salud personas mueren”, dijo Bolsonaro al hablar con militantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, residencia presidencial.

De acuerdo a la revista Veja, había unos 30.000 reales (unos 6.000 dólares), dentro de la ropa interior del senador.

“Nosotros combatimos la corrupción, no interesa quien sea el sospechoso”, expresó Bolsonaro sobre su aliado.

“Parte de los billetes estaban entre las nalgas. Todo está fotografiado y filmado”, comunicó un portavoz policial.

“Creo en la justicia de los hombres y en la justicia divina. Estoy tranquilo. La policía vino a mi casa porque mi nombre fue citado en la investigación”, dice un comunicado del senador bolsonarista.

El partido Demócratas tiene un ala que forma parte de la base política del Gobierno.

La revista Crusoé indicó que un policía contó que parte del dinero estaba manchado, lo que llevó al senador Humberto Costa, del opositor Partido de los Trabajadores, a afirmar con ironía que “el bolsonarismo logró un hecho inédito en la historia de la Policía Federal, que está obligada ahora a lavar dinero”.

Publicado por: Pablo Kulcar

Publicidad

Dolar Hoy

Comentar

Seguí leyendo

Siguenos

Mas recientes