Los partidos prooccidentales ganan las elecciones en Letonia y los prorusos salen debilitados

Krisjanis Karins, Prime Minister of Latvia , during Political party New Unity (Jauna Vienotiba) waiting for exit polls and official results of 14th elections of Parliament (Saeima) of Latvia has started. October 1, 2022 in Riga, Latvia. Gints Ivuskans / AFP

Colaboración con  Agence France-Presse

Riga – El partido centrista del primer ministro saliente, Krisjanis Karins, se impuso en las legislativas de Letonia celebradas el 1 de octubre, según los resultados definitivos, mientras que los partidos cercanos a la minoría rusa salieron debilitados.

El partido Nueva Unidad de Karins obtuvo el 18,97% de los votos y se convirtió en la mayor fuerza parlamentaria, con 26 diputados, según la comisión electoral central.

Los resultados de las elecciones, que se celebraron en el contexto de la invasión rusa de Ucrania, aumentan las posibilidades de Karins de ser designado por el presidente Egils Levits para formar el próximo gobierno de coalición.

Este país báltico de 1,8 millones de habitantes es miembro de la Unión Europea y de la OTAN.

“Creo que la guerra en Ucrania ha jugado un gran papel a favor del señor Karins y de Nueva Unidad, porque son muy fuertes en asuntos exteriores, lo que es muy importante para Letonia desde el punto de vista de la seguridad nacional”, analizó el politólogo Filips Rajevskis.

En total, siete partidos estarán presentes en el parlamento unicameral, que cuenta con 100 escaños. Dos de ellos, Lista Unificada (Verdes y partidos regionales, centristas, 11,01%, 15 diputados), y la Alianza Nacional (centro-derecha, 9,29%, 13 diputados) parecen bien situados para unirse a Nueva Unidad en una coalición que tendría entonces una mayoría de 54 diputados.

Solo un partido apoyado por la minoría rusoparlante, ¡Estabilidad!, supera el umbral del 5% de elegibilidad con un 6,80%, consiguiendo 11 mandatos de diputado. Por su parte el antaño poderoso partido histórico de la minoría rusa, Armonía, se queda fuera del parlamento con un 4,81%, al igual que la Unión Rusa de Letonia (pro-Kremlin, 3,62%).

La Unión de Verdes y Campesinos (centrista y socialdemócrata), que ocupa el segundo lugar con un 12,44% y 16 diputados, no está considerada por Karins como un potencial aliado. “Nueva Unidad no entrará en coalición con partidos que buscan su dirección política en Rusia, ni colaboraremos con la Unión de Verdes y Campesinos. Hay otras opciones abiertas”, dijo a la televisión pública LTV1.

Otros dos partidos, los Progresistas (izquierda socialdemócrata) y Letonia Primero (populista) tendrán diez y nueve diputados, respectivamente.

Programa común y coalición

Sobre la posible amenaza rusa, Karins declaró: “Ni yo, ni mi gobierno, ni mi país reaccionamos por miedo (…) Seguiremos invirtiendo en nuestra propia defensa como Estado miembro de la OTAN”.

Los resultados electorales confirmaron el declive del partido socialdemócrata Armonía, cercano a la minoría rusófona (30% de la población). Tras salir regularmente victorioso en las elecciones parlamentarias durante una década sin encontrar nunca un aliado para gobernar, y haber rozado el 20% de los votos en 2018, Armonía experimentó desde entonces un declive gradual, acentuado por los casos de corrupción que le han llevado a perder la alcaldía de Riga.

El exlíder de Armonía y exalcalde de Riga, Nils Ushakovs, ahora eurodiputado, explicó el mal resultado de su partido por su condena a la agresión rusa en Ucrania. “Armonía tuvo que elegir entre actuar con responsabilidad o jugar al populismo con la seguridad nacional y los intereses del Estado”, declaró a la agencia Leta. “Algunos de nuestros votantes se quedaron en casa, otros se fueron a otros partidos nuevos que representan una orientación geopolítica diferente”, añadió, una situación que había dividido al electorado de habla rusa.

Por Imants Liepinsh con Michel Viatteau en Varsovia

Publicado por: René Morán

Dolar Hoy

Seguí leyendo

Siguenos