Foro de París por la Paz: Argentina y una cita clave para poner fin a la guerra en Ucrania

La Argentina volverá el mes próximo a expresar su voz en el escenario internacional con la asistencia del presidente Alberto Fernández al Foro de París por la Paz, un encuentro al que fue invitado especialmente por su par de Francia, Emmanuel Macron, con quien comparte posturas comunes en torno a la necesidad de poner en marcha instancias multilaterales alternativas para alcanzar la paz en Ucrania, restablecer el suministro de bienes y calmar la tensión de precios en el mundo.

Esta semana la Casa Rosada confirmó la participación del jefe de Estado en el encuentro que se desarrollará en la capital gala los próximos 11 y el 12 de noviembre, y que -según definió el propio Macron- constituirá un “importante punto de encuentro para dar forma a un nuevo contrato de cooperación” en “defensa de la paz, la unidad y la solidaridad” global.

La invitación del presidente galo a Fernández, a quien también convocó a compartir una cena en el Palacio del Eliseo, llegó luego del encuentro que ambos jefes de Estado mantuvieron el mes pasado en Nueva York en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), donde afianzaron posiciones comunes en busca de alertar al mundo sobre la necesidad de una “salida” a la guerra que enfrenta a Rusia con Ucrania y potencias de la OTAN.

Fernández y Macron -quienes mantienen una fluida relación, traducida en varios encuentros personales y frecuentes intercambios reservados- comparten la preocupación por los efectos socioeconómicos que el conflicto bélico irradia al resto del mundo y coinciden en un diagnóstico común sobre la ineficacia de las permanentes negociaciones desarrolladas hasta el momento, tanto en el marco de las Naciones Unidas como aquellas que involucran a Estados Unidas y potencias europeas.

La presencia de Fernández en el Foro de París, que será previo a la Cumbre del G20 a desarrollarse el 15 y el 16 del mes próximo en Bali (Indonesia), es resultado de lo que viene planteando el presidente argentino y que fue acordando en las reuniones que en mayo pasado mantuvo con varios líderes europeos durante su gira por el viejo continente, luego en el G7 en Alemania y más tarde en Nueva York, señalaron a Télam fuentes del Palacio San Martín.

En una carta que le envió el ultimo martes al jefe de Estado argentino, Macron -un interlocutor habitual del presidente ruso Vladimir Putin y del ucraniano Volodimir Zelenski- expresó que “mientras la guerra en Ucrania pone a prueba nuestro sistema multilateral, expone nuestras interdependencias y debilita nuestros sistemas energéticos, alimentarios y económicos, necesitamos más que nunca fortalecer nuestro marco de gobernanza global en torno a los valores de la unidad y de la solidaridad“.

En esa misiva, el mandatario galo recordó algunos de los conceptos que expresó ante la ONU el pasado 20 septiembre, donde planteó que “esta nueva crisis, que llega al día siguiente de la pandemia del Covid-19, nos exige proponer un nuevo contrato de cooperación y juntos, defender la paz”.

Ante ese escenario -agregó el mandatario de Francia en su escrito- “la quinta edición del Foro de París por la Paz, los días 11 y 12 de noviembre de 2022, constituirá un importante punto de encuentro para dar forma a este nuevo contrato”.

Y amplió: “De manera más general, permitirá intensificar nuestra cooperación sobre las palancas para mitigar las consecuencias socioeconómicas de la crisis, y resaltará las iniciativas transnacionales, así como ejemplos de resiliencia e innovación por parte de diversos actores, públicos y privados, provenientes de todos los continentes”.

En su convite a Fernández, Macron expresó el agrado que le produciría que el mandatario argentino “pudiera participar de los debates y trabajos políticos” de esta quinta edición del Foro de París por la Paz, que, dijo, “ofrece un valioso marco para el diálogo, dada su capacidad para reunir actores extremadamente diversos sobre temas estructurantes” en el contexto de “una etapa clave del multilateralismo de acción que deseo ansiosamente”.

“También sería un honor para mí recibirlo en el Palacio del Eliseo en ocasión de una cena el 11 noviembre de 2022. Le ruego acepte, señor Presidente, la expresión de mi más alta consideración”, cerró Macron su mensaje a Fernández.

El encuentro que Fernández y su par de Francia mantuvieron en Nueva York el mes pasado tuvo como objetivo la gestación de una iniciativa internacional para alcanzar la paz en Ucrania, restablecer el suministro de bienes y calmar la tensión de precios en el mundo, según informaron fuentes oficiales en esa oportunidad.

En aquella cena en el Consulado de Francia en Nueva York -al que el mandatario argentino fue invitado especialmente por Macron junto a otros cinco presidentes- comenzó a evaluarse la alternativa de una intervención conjunta de mandatarios de varias regiones del mundo que ejerza presión por una apertura del diálogo, propuesta que podría tomar forma en el próximo Foro de París por la Paz.

“Con Macron venimos trabajando desde hace tiempo, preocupados por los efectos de las consecuencias de la guerra, y pudimos continuar el trabajo que empezamos en París y seguimos en el G7”, había dicho sobre esa reunión Fernández, a cargo de la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En diálogo con medios argentinos que cubrieron aquella gira por los EEUU, entre ellos Télam, Fernández reiteró algunos de los conceptos sobre la guerra que un rato antes había pronunciado en su intervención ante la ONU: “Todos estamos convencidos de la necesidad de que termine cuanto antes el conflicto bélico que se inició con la invasión rusa a Ucrania y la necesidad de recuperar la paz”.

La guerra en Ucrania “excede en mucho” al viejo continente y a lo que “parecen sectores en pugna”, dijo el jefe de Estado, al remarcar que en el hemisferio sur “hay enormes pérdidas” como consecuencia del conflicto bélico y que “tienen que ver con el hambre”.

La necesidad de “responder colectivamente” ante la crisis energética y alimentaria que la guerra produce en el mundo y particularmente en las zonas más desfavorecidas del planeta, ya había sido abordada por Fernández y Macron durante el encuentro bilateral que mantuvieron, en mayo pasado, en el Palacio presidencial del Elíseo, en París.

Publicado por: Mario Diaz

Dolar Hoy

Seguí leyendo

Siguenos