“La menopausia es un tema tabú y es hora de hablar de ella”, afirma la médica influencer que la desmitifica

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por Silvina Molina.

Los tabúes en torno a la menopausia, una de las etapas naturales de la vida de las mujeres, generan miedos e impiden disfrutar por culpa de los silencios que comienza a romper la ginecóloga Sandra Magirena, convertida en influencer en Instagram, con sugerencias sobre cuidados del cuerpo y goce sexual en climaterio.

“Después de la menopausia ya no tengo deseo sexual”; “Me dolió cuando fui a hacerme el papanicolaou”; “La paso muy mal cuando tengo relaciones sexuales porque tengo dolor”, son algunos de los cientos de comentarios que se leen mientras la médica hace vivos a través de su Instagram, consultoriomagirena.

Y cuando la ginecóloga y sexóloga comienza con sus sugerencias para mejorar la calidad de vida de las mujeres durante este ciclo natural, toda la audiencia se sorprende porque lo que escuchan en las consultas médicas como única respuesta suele ser: “Es normal, estás menopáusica”.

Magirena propone -y siempre insiste ante quienes la siguen que consulten a sus profesionales de salud- cuatro pilares para sostener este proceso femenino: alimentación, sexualidad, actividad física y espiritualidad.

Para disfrutar la sexualidad recomienda la humectación vaginal, los masajes y usar un derivado de estrógenos, mientras muestra una vulva de tela e invita “a conocer y explorar” el cuerpo.

Es simpática, didáctica y no mira el reloj cuando se trata de hablar de un tema que, se nota, le apasiona.

¿Por qué no se habla de menopausia?

Sandra Magirena: Es tabú. Menopausia es sinónimo de vejez, de sequedad de vagina, de falta de deseo. Hace poco una empresaria que me consultó y que está atravesando el climaterio, me contó que no se quiere mostrar con sofocos y sacar el abanico mientras está en una conferencia, cuando tendría que ser lo mas natural.

La médica explica que la menopausia “en realidad, es un par de días en tu vida, porque será el tiempo que dure la última vez que tengas una menstruación. Menopausia esta dentro de un proceso vital que es el climaterio, etapa de la vida de la mujer que viene a continuación de la etapa reproductiva, que va desde la menarca hasta la menopausia, y se entra en la vida climatérica”.

Se rompió el tabú de la menstruación, es hora de la menopausia?

Obvio, por eso celebro estos espacios para visibilizar un tema del cual no se habla. La menstruación era tabú, en las publicidades la sangre era azul, y ahora hablamos y se vende la copa menstrual y hay planes de gestión menstrual y los medios están acompañando. Aprovechemos ahora a hablar de menopausia, porque hay una necesidad de hablar del tema, es lo que escucho en el consultorio, en los vivos en Instagram.

Es que la médica supo escuchar esa demanda y el feminismo se hizo visible con lo personal que es político, porque su especialidad es la ginecología infanto juvenil, y cuando llegó su ciclo climatérico “se me empezó a abrir esta necesidad de comunicación sobre lo que nos pasa en los cuerpos y los sentires, y se me llenó el consultorio de consultantes menopáusicas. Y se abrió este espacio en redes sociales y en televisión”.

Habla de consultantes y no de pacientes porque “algo paciente es algo pasivo, que responde a un modelo médico tradicional hegemónico que centra la atención de la salud en una estructura biológica y de funcionamiento de los cuerpos, y todo lo que no está dentro de una norma, es anormal. Tendemos a patologizar, a curar lo que sale de la norma”.

Entonces “si salimos de ese modelo, la persona que te consulta, porque tenés un saber diferente –ni mejor ni peor, distinto- es un consultante que tiene el poder de hacer lo que vos le decís o hace otras consultas”.

Ella sostiene “modelos médicos integrativos, donde se integran otros saberes médicos como las medicinas complementarias – homeopatía, ayurveda, tradicional china- con los saberes populares y el saber de autocuidado y autocuración que tienen las personas. La posición del médico deja de ser hegemónica, de poder, de asimetría”.

¿Qué plantean con mas frecuencia las consultantes?

Lo que veo en la consulta es el temor, y que quieren fórmulas mágicas. Hay mujeres de 49, 50 que están espléndidas y empiezan con trastornos del ciclo y vienen sorprendidas porque se acerca la menopausia. Recién están viendo que se pueden preparar. Yo propicio cuatro pilares: alimentación, sexualidad, actividad física y espiritualidad.

¿A qué edad es recomendable comenzar a prepararse?

En la pre menopausia, alrededor de los 40, hay que empezar a vislumbrar que se viene una etapa diferente en la vida, que no es mala, fea, horrible, es diferente y cambiar hábitos. Luego viene la perimenopausia que es la mas sintomática con sofocos, inestabilidad emocional, cambios de humor, problemas en el sueño, dificultades en la memoria, los primeros encuentros con la sexualidad que van a ser diferentes.

¿Por qué se cree que con la menopausia se termina el deseo sexual?

Porque lo siguen diciendo profesionales de la salud en sus consultorios y en los medios de comunicación. ¿Por qué sólo hay médicos hombres comunicando sobre salud en medios que no tienen la menor idea de la sexualidad de la mujer?. Médicos que no entienden lo que es sequedad vaginal, por ejemplo.

Para terminar con este tabú ¿Qué sugerís a las mujeres?

Trabajar mucho en la conciencia, con la espiritualidad que no tiene que ver con la religión, tiene que ver con la conexión con el ser interior, conectar el cuerpo que es tu templo sagrado, conocerlo mejor y acompañar la sexualidad con el autoconocimiento, la autoestimulación. Hablar de masturbación en la etapa del climaterio es fundamental. La humectación vaginal, el masaje vaginal con las manos, con vibrador, con masajeador, las relaciones con penetración y usar un derivado de estrógenos, sino la mujer la va a pasar mal, le va a doler y se va el deseo. Y ahí se le hecha la culpa de la falta de deseo sexual a la menopausia, y no, es por otras cuestiones.

Para la humectación hay un solo producto en el mercado, un dato significativo

Viasek es el único producto y asesoro a la empresa. Es el único producto de la industria para las mujeres. Ahí hay machismo puro. Piensan que nadie va a comprar eso, que no va a interesar; es lo que se escucha en consultorios y lo que cuentan las mujeres cuando hacemos vivos en Instagram.

Magirena está escribiendo un libro que “espero que dentro de cinco o diez años no lo lea nadie, porque las mujeres que hoy tienen 30, 40 años, quizás lleguen a la menopausia preparadas de otra manera”.

El libro aún no tiene título “porque estamos pensando si ponerle en el título la palabra menopausia. Cómo una mujer va a ir a comprar un libro o tomar de un escaparate un libro que diga menopausia…está ese temor, ese tabú. Ahí tenés el patriarcado con una impronta muy fuerte”.

A los 62 años, la ginecóloga se convirtió en una influencer con miles de seguidoras en Instagram, un espacio que ella define como “una puerta que nos invita a reflexionar sobre lo que les pasa en sus vidas”. Un diálogo que ocurre sin tabúes y con la alegría del encuentro de mujeres que se reconocen.

Pablo Kulcar

Pablo Kulcar

La reflexión no atenta contra la necesidad de informar.Una noticia no deja de ser un recorte subjetivo, que hacemos, de lo que llamamos "la realidad".La honestidad intelectual es el prisma por donde la pasamos.Debemos intentar descubrir aquello que se esconde en una maraña de textos, palabras e informaciones y surfear los relatos de "verdades relativas" disfrazadas de "absolutas"

Comentar

Seguí leyendo

Publicidad

Recomendamos

Dolar Hoy

Publicado por: Pablo Kulcar

Mas del Autor

Siguenos

Pfizer-BioNTech, la historia de una vacuna innovadora y pionera en aprobaciones

La vacuna Comirnaty, también conocida como BNT162b2 o por el nombre de sus desarrolladoras (Pfizer-BioNTech), cuyo primer lote con 100.000 inmunizantes llegará esta tarde al país como parte de las 20 millones de dosis que arribarán este año por el acuerdo entre el Gobierno nacional y la empresa, publicó sus primeros resultados de eficacia el 9 de noviembre de 2020 a partir de los datos preliminares de su estudio de fase 3, en el que participó la Argentina.

Mas recientes