Caos y peligro en el concierto de Daddy Yankee en Chile

Como caótico puede considerarse lo que ocurrió el pasado martes en el Estadio Nacional, en el contexto del primer concierto de Daddy Yankee. Lo que para muchos era una fiesta del ‘Reggaeton clásico’, terminó siendo una experiencia bastante olvidable.

Lo cierto es que desde temprano comenzaron a circular en redes sociales diversos videos que evidenciaban avalanchas de personas que no pagaron sus tickets, descontroladas buscando un lugar en el principal recinto deportivo chileno y pasando incluso por encima de quienes sí habían hecho las cosas bien.

De esta forma hemos visto registros que muestran a vendedores ambulantes que pudieron vender sus productos en el sector Andes del Estadio, a vista y paciencia de guardias y representantes de la organización.

Asimismo, otro video muestra cómo antisociales buscaban derribar a patadas las rejas de contención en el lugar, mientras a metros observaba los hechos un niño con síndrome de down acompañado por su madre.

Una asistente relató en sus redes “La cancha vip estaba cerrada porque colapsó, no hay lugar. Robaron, pegaron, un desastre”, aseveró. “La policía dejó muchísimo qué desear, le gritábamos que por favor hicieron algo y estaban en fila mirando mientras nos matábamos por entrar”, dijo.

Fueron cerca de 4.000 las personas que evadieron los controles para ingresar al concierto, quienes provocaron grandes problemas de seguridad.

Los sectores más invadidos fueron los de Cancha General y Cancha Vip, precisamente los que tenían entradas más elevadas, que quedaron totalmente colapsados.

Asimismo, según pudo constatar BioBioChile, la ola de evasores incitó a algunas personas que estaban en Galería a intentar pasarse a lugares más bajos. Todo un descontrol.

Publicado por: Mario Diaz

Dolar Hoy

¿Te gustó la información que recibiste?

Invitame un café en cafecito.app

Tu aporte nos ayuda a seguir online.

Seguí leyendo

Falleció reconocido lutier Chileno

Ha dejado este plano físico nuestro querido José Luis Matus, un gran amigo y pieza fundamental de la música acústica chilena. Luthier de profesión, José

Siguenos