Eduardo Murúa: “Es la primera vez que existe un área de fábricas recuperadas en el Estado”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Buenos Aires El presidente Alberto Fernández visitó hoy la empresa de producción de piezas para la industria automotriz, Barack Mercosul, en el municipio bonaerense de San Martín, que comenzó a fabricar barbijos y cofias para colaborar en la lucha contra el coronavirus COVID-19 en todo el país. Foto: Presidencia

El director nacional de Fábricas Recuperadas, Eduardo “Vasco” Murúa, destacó la decisión del gobierno nacional de crear un área específica dedicada a atender las necesidades de las empresas gestionadas por sus trabajadores, y aseguró que en la actualidad el 55% de las compañías del sector se encuentran produciendo.

Murúa, quien proviene de Industrias Metalúrgicas y Plásticas de Argentina (IMPA), una empresa que hace 22 años fue recuperada por sus trabajadores, es el primer director nacional de Fábricas Recuperadas, área que se abrió dentro el Ministerio de Desarrollo Social.

Antes fue también presidente del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

En una entrevista con Télam, el dirigente social dijo que la creación del área “es un reconocimiento a tanta lucha de los trabajadores”.

“Este gobierno viene a reconocer esta lucha de los trabajadores. Y esta dirección va a tratar de hacer lo que nunca hizo el Estado, de tener políticas para el sector”, subrayó el funcionario.

Tras advertir que el sector enfrentó una serie crisis en los últimos cuatro años, durante la administración de Mauricio Macri, señaló que las medidas de aislamiento dispuestas para morigerar el avance del coronavirus “nos va a dejar en una situación más complicada”.

“No a todo el sector; el 55% se encuentra trabajando, pero todavía tenemos fábricas que no lo están, más que nada las de servicios y gastronómicos”, precisó Murúa, quien anticipó: “Vamos a tener que implementar una política rápida para la salida del aislamiento para recomponer el capital de trabajo de esas empresas”.

Sobre las fábricas recuperadas que no están produciendo, dijo que “a partir de junio, cada trabajador cobrará una ayuda de $ 8.500, en base al programa Potenciar Trabajo, que suplanta de alguna forma a los que no cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”.

Si bien reconoció que “es muy poco con respecto a lo que están recibiendo las empresas privadas”, aclaró que “aún se presenta el problema central de que aquellos que sean monotributistas comunes no entrarían en esta línea del programa, ya que es específico para quienes tienen el monotributo social, que en su mayoría componen el sector”.

Al respecto, precisó que “1.700 trabajadores van a cobrar en junio el salario social complementario”, y añadió que “1.600 que ya lo vienen cobrando, con lo cual son 3.300 trabajadores que estarían accediendo” a la ayuda.

A fines de abril pasado la Dirección de Fábricas Recuperadas presentó el Proyecto de Ley de Recuperación de Unidades Productivas, que apunta a facilitar el proceso de recuperación de empresas por parte de sus trabajadores.

“Esta es una ley para el conjunto de las necesidades del pueblo argentino, de tener una legislación para que no se destruya más una empresa. Ni siquiera es un beneficio para las que ya recuperamos, sino que es una ley para acompañar el proceso de que no se cierre más una empresa, que la empresa que no pueda continuar pueda ser tomada en las manos de los trabajadores y el Estado para continuarla”, destacó Murúa.

Al mismo tiempo puntualizó que “cuando una empresa quiebre o no pueda pagar los salarios, los trabajadores organizados en cooperativa le podrán pedir al Estado la expropiación del bien y poder continuar con la empresa”.

“El objetivo es que no se pierda ese capital social, que no es solamente del patrón, que no es solamente de los trabajadores, sino que también es parte del Estado. Porque nosotros consideramos que una empresa es un capital social”, afirmó el funcionario.

En la actualidad, muchas empresas y fábricas recuperadas por sus trabajadores durante la crisis socioeconómica de 2001 están por cumplir dos décadas de vida bajo el formato de autogestión.

En este marco, el Gobierno lanzó el programa de financiamiento “Recuperar” destinado a empresas y fábricas recuperadas, que cuenta con una tasa interés del 3% anual para la compra de máquinas, herramientas e insumos.

Desde la Dirección de Fábricas Recuperadas impulsan la creación de un fideicomiso para este sector, con el objetivo de que las empresas puedan acceder al crédito y bajar los costos financieros.

“Nos ayudaría para bajar el costo financiero de todas las empresas. Es un proyecto que estamos estudiando, nunca hubo un fideicomiso de este tipo, entonces estamos con los técnicos evaluándolo, conversando con (el director del BNA) Claudio Lozano y Eduardo Hecker, el presidente del Banco Nación, porque debería haber una entidad bancaria por medio, y esperamos resolver pronto”, sostuvo Murúa.

Señaló que cuando una empresa recuperada va a “un banco a pedir un préstamo, siempre le piden un título de propiedad y no lo tiene”, entonces indicó que “el fideicomiso sería la garantía de ese crédito”.

Por último, planteó las dificultades que atraviesan las recuperadas y el conjunto de los trabajadores en la actual coyuntura, en un contexto en el que una gran parte de la ayuda estatal está destinada a las grandes empresas.

“Me enoja hoy que el CEO de Techint esté cobrando salarios de parte del Estado. Me enoja que Techint después de haber ganado tanta plata, después de haber fugado tanta plata, que diga que no le puede pagar dos meses de salario a sus trabajadores”, concluyó Murúa.

Carlos Cruz

Carlos Cruz

Comentar

Dejá un comentario

Seguí leyendo

Indicadores Globales

Indicadores Forex

Dolar Venta Hoy

Dolar Venta Bco. Nación $ 95.00

Publicado por: Carlos Cruz

fotobebesok@gmail.com

Dejá un comentario

Mas del Autor

Siguenos

Mas recientes

Subscribete

Al subscribirte aceptas recibir info de nuestras noticias y campañas publicitarias.