Comunicado del Ministerio de Salud por el brote de Salmonella

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y el municipio de Berazategui están investigando un posible brote de intoxicación alimentaria en ese distrito debido a cuatro casos notificados, de los cuales dos terminaron en fallecimientos.

Se están esperando los resultados de diagnóstico etiológico para determinar los agentes involucrados. Las autoridades sanitarias han instado a los equipos de salud locales a fortalecer la vigilancia epidemiológica y notificar inmediatamente cualquier caso de diarrea, vómitos o síntomas similares de intoxicación alimentaria.

Los dos casos fatales fueron registrados en las primeras tres semanas de enero y corresponden a dos hombres de 48 y 36 años que presentaron síntomas de diarrea, vómitos y otros síntomas compatibles con intoxicación alimentaria. Ambos informaron haber consumido carne y achuras.

Se tomaron muestras de alimentos y se enviaron para su análisis al SENASA e INAL, y se clausuraron los establecimientos. Las muestras de los pacientes fueron enviadas al Laboratorio Nacional de Referencia ANLIS Malbrán y las muestras de alimentos se encuentran en el Instituto Nacional de Alimentos. En el primer caso se confirmó la presencia de Salmonella typhimurium y en el segundo, de Shigella y Salmonella.

Alerta epidemiológica en Buenos Aires por brote bacterial

Recomendaciones para la población


● Utilizar agua segura. Si no es agua de red: agregar dos gotas de lavandina por litro de agua o hervirla de 2 a 3 minutos o utilizar pastillas potabilizadoras.

● Lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, después de cambiar pañales y antes de amamantar. También antes y después de preparar alimentos (en especial después de tocar carne cruda) y consumirlos.

● Mantener la higiene en la preparación de alimentos.

● Utilizar alimentos frescos, limpios, bien cocinados y recientemente preparados.

● Lavado de vegetales: lavar y desinfectar cuidadosamente con agua segura frutas y verduras sobre todo si se consumen crudas y en lo posible, pelarlas.

● Cocinar bien los alimentos: los huevos hasta que tengan consistencia dura. Si los huevos tienen olor o sabor extraño, no consumirlos.

● Las carnes deben estar bien cocidas por dentro y por fuera, hasta que pierdan totalmente el color rosado, teniendo especial cuidado con la carne picada, hamburguesas, albóndigas, empanadas, pastel de carne, achuras, etc. Cocción correcta: cocinar completamente hasta que no queden partes rosadas en su interior y sus jugos sean claros (mínimo 71°C en el centro de la pieza).

● No consumir carne si tiene mal olor al momento de prepararla o si perdió la cadena de frío. Las carnes no deben descongelarse más de una vez en caso de haber sido frizadas.

● No usar el mismo cuchillo, tabla o mesada donde se apoyó carne cruda para cortar otros alimentos, sin antes lavarlos con agua y detergente.

● Evitar la contaminación cruzada: en las áreas de preparación de alimentos limpiar y desinfectar las superficies, las tablas de cortar y los utensilios después de que hayan tomado contacto con carne cruda y/o sus jugos.

● Separar las carnes crudas y/o sus jugos de los alimentos listos para consumir, principalmente durante la compra, el almacenamiento y la preparación de los mismos.

● Consumir leche, derivados lácteos y jugos que estén pasteurizados.

● Conservar alimentos frescos y cocidos en la heladera.

● Evitar la ingesta de medicamentos sin indicación médica e infusiones caseras.

Publicado por: René Morán

Dolar Hoy

¿Te gustó la información que recibiste?

Invitame un café en cafecito.app

Tu aporte nos ayuda a seguir online.

Siguenos

Seguí leyendo