Vecinos denuncian que quieren hacer un estacionamiento en el potrero del Parque Centenario

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
El presidente comunal trató de violentos, planeros y de "lastre que frena el progreso" a los vecinos y las vecinas que se manifestaron sin violencia.
Parque Centenario
Imagen: Vardan Bleyan

La cancha de fútbol del Parque Centenario es uno de los pocos potreros que quedan en la Ciudad de Buenos Aires, y ahora los vecinos y las vecinas que frecuentemente juegan en él denuncian que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo quiere convertir en un estacionamiento.

La frase “un jugador de potrero” cada vez se escuchará menos en Argentina, país que se caracteriza por sacar futbolistas con esa esencia. Quizá quede como una especie de frase hecha, pero lo cierto es que, por una cuestión generacional, pero también por el avance inmobiliario, los potreros tienden a desaparecer en la Ciudad de Buenos Aires.

El pasado martes 17 de agosto, los vecinos y las vecinas se encontraron con que la cancha del Parque Centenario estaba vallada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y había un cartel que decía “Deposito transitorio“, según los propios ciudadanos relatan. Ante la desesperación de sentir que les querían quitar su espacio, sacaron las rejas y se pusieron a jugar a la pelota, pero al otro día se encontraron con que las mismas estaban soldadas.

Federico Ballán, presidente de la Comuna 6, en cuya jurisdicción se encuentra el parque, nos aseguró que la obra que se está llevando a cabo tiene que ver con la puesta a punto de la cancha, y que la misma va a seguir siendo de 8. “Estamos mejorando y nivelando la cancha para evitar inundaciones, cambiando luminarias para mayor visibilidad e instalando nuevas postas aeróbicas”, respondió el funcionario a nuestra consulta. Ante la insistencia para que se aclare cómo se iba a nivelar, dijo que la cancha se va hacer de hormigón.

En la Comuna 6, a pocos metros del lugar, no hubo quien pudiera responder siquiera en qué consistía la obra. A través de las redes sociales de la comuna la postura fue la misma que la del presidente comunal, salvo por el hecho de que no hubo respuesta al consultar acerca de si efectivamente se iba a hacer una cancha de cemento. En el buscador de obras de la página del Gobierno de la Ciudad no figura esta remodelación. Las 4 obras hechas en el parque que se muestran en el mencionado buscador fueron realizadas por Casa Macchi SA, pero al comunicarnos la representante de la empresa dijo no poder dar información al respecto.

“Los trabajadores de la obra nos dijeron que iban a alargar el estacionamiento de al lado y que la cancha iba a pasar a ser de 5 y de cemento”, aseguraron desde Deportivo Centenario, un grupo de amigos que juega allí desde hace años y para quienes, como para muchos otros vecinos más, su potrero es sagrado. De hecho son ellos los que organizan las manifestaciones que se han llevado a cabo allí en los últimos días, y en las que aseguran que funcionarios de la Ciudad los increparon de mala manera. “Vinieron muy prepotentes, a imponer, no vinieron a hablar“, sostuvieron los jóvenes.

De todas maneras, suponiendo que efectivamente lo que se esté haciendo sea únicamente una cancha de hormigón, los vecinos y las vecinas siguen en desacuerdo. “Estamos convocados para pedirle a la gente de la Ciudad, al Ministerio de Espacio Público, que estamos en contra de que le pongan cemento a toda la canchita de fútbol. Queremos que la emparejen, pero con tierra, para que se pueda seguir jugando, porque con cemento podés provocar lesiones graves en una cancha tan grande“, expresó un vecino en la manifestación del día de ayer. “Este es un espacio público histórico del barrio porque es algo que está hace años, es nuestro”, agregó otro.

“Acá hay muchas generaciones que vienen a jugar a la pelota y no nos sirve el cemento, porque los nenes van a querer jugar a la pelota cuando llueve y con el cemento se van a matar. ¿Las personas grandes cómo hacen para jugar en cemento? Se van a romper todo, acá no nos sirve el cemento, queremos la cancha así como está, un potrero de tierra de barrio como siempre fue, porque esto es histórico y lo vamos a defender todos nosotros porque somos los que venimos a jugar acá, nosotros somos los que queremos ir con los pies llenos de tierra a casa, porque no nos importa la lluvia, el barro, nada. Nosotros queremos venir acá y defender lo que nos pertenece, porque esto es de nosotros”, narra uno de los jóvenes que juega allí desde hace años.

Se ve gente de todas las edades pateando la número 5 en el potrero del Parque Centenario, desde niños y niñas hasta Jaime Plomer, que a sus más de 70 años, lleva 30 yendo a jugar todos los domingos y a veces durante la semana, como aseguró en el docu-reality deportivo y social Que vuelvan los potreros. “Las canchas de cemento son muy duras, acá cuando yo me tiro, a pesar de las piedras, me siento bien”, sostuvo en aquel momento el longevo arquero.

Jaime Plomer, vecino del barrio y arquero en la cancha del Parque Centenario desde hace 30 años.

A modo de protesta, en el día de ayer los vecinos y las vecinas llevaron parte de la tierra que les habían puesto en su potrero y la dejaron del lado de afuera de la comuna. Tras esto, Ballán hizo un hilo en Twitter en el que los acusó de violentos, además de afirmar que existe gente que lucra con la cancha en mal estado. Ante la consulta de quiénes son los que lucran no hubo respuesta de parte del presidente comunal, al igual que al enviarle el video en el que los ciudadanos y las ciudadanas le dicen que sí al arreglo, pero no al cemento. Algunas de las personas que estuvieron presentes en el lugar de los hechos respondieron al hilo, muchas de ellas desmintiendo las acusaciones de que hubo violencia en la manifestación frente a la sede comunal, e incluso con un video en el que se demuestra que no se tiró ninguna piedra. De hecho, la gente allí presente afirma que esa foto estuvo armada, pues antes de tomarla habían inundado la cancha adrede.

La gran mayoría de los comentarios en el hilo a favor de la postura comunal eran bots o trols, cuentas anónimas creadas para campañas de desinformación y agresión, las cuales argumentaban que todo se trataba de una movida política. Si bien Ballán no tuvo tiempo de argumentar sus acusaciones o responder a los vecinos que negaban la violencia y le exigían explicaciones, sí lo tuvo para marcar con un “Me gusta” un tuit que hacía referencia a que los que reclamaban eran beneficiarios de planes sociales y que por eso defendían al gobierno Nacional: un sin sentido total propio del pobre debate que se da en las redes sociales, pero lo último que uno esperaría de un funcionario público con formación. “Son el lastre que siempre está frenando el progreso. Piden el potrero de pura tierra y barro porque “es lo que nos gusta”, son el atraso”, dice otro de los comentarios que le gustan a Ballán.

Espacio verde, una deuda pendiente en la Ciudad

El cemento parece la solución para muchas cosas para el Gobierno de la Ciudad, como ocurre en Costa Salguero y Costanera Sur, por ejemplo, aunque en este caso no hablemos de grandes terrenos. Los mismos vecinos están de acuerdo en que se empareje la cancha, pero con tierra. Otra idea sería hacerla de pasto, como se hizo en otro momento, aunque el GCBA no parece tener como prioridad el espacio verde. Cabe destacar que en la Ciudad se dispone, hoy en día, de 5,13m2 de espacio verde público por persona, y que según un estudio de la Fundación Bunge y Born, un 12,5% de la población de la ciudad reside lejos de un espacio de este tipo, o sea que unos 350 mil porteños no tienen un parque o una plaza a 10 minutos a pie de su domicilio, lo cual va en contra de las recomendaciones de agencias gubernamentales europeas como la Natural England británica y el European Common Indicator de la Unión Europea.

De hecho, en declaraciones al medio Chequeado, la misma Dirección de Espacios Verdes y Arbolado del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires afirmó quesegún recomendaciones internacionales, la cantidad de espacio verde por habitante en una ciudad deber ser de aproximadamente 10 metros cuadrados“, por lo que apenas se supera la mitad. En la Ciudad no solo no se avanza en este aspecto, sino que si uno mira los números, verá que en los últimos años hubo incluso retrocesos.

Más que un potrero

Para miles de personas la cancha del Parque Centenario es más que un potrero, es un sitio histórico e icónico de la zona, un lugar de encuentro donde miles de niñas y niños, incluido quien aquí escribe, han crecido y han forjado amistades haciendo deporte al aire libre. El miedo al estacionamiento está, pero también al de una posible cancha de cemento, que no solo privaría a muchos de poder usarla, como a Jaime, sino que le quitaría su esencia al potrero, que dejaría de serlo. “Nivelá la tierra, hacé desagües y dejá la naturaleza pura. Cemento para las veredas rotas. Para el fútbol potrero“, dice una de las respuestas al hilo de Ballán. En un potrero forjó una zurda inmortal…

Vardan Bleyan

Vardan Bleyan

El periodismo no se puede reducir a "notas" que pierden interés y valor una vez que son leídas, esas que no invitan al lector a reflexionar, que no impactan en él, esas cuyo foco es una banalidad y sus títulos engañosos. "El periodista no debe ser el protagonista". Periodista. Futuro Licenciado en Comunicación Audiovisual.

Comentar

Seguí leyendo

Publicidad

Recomendamos

Dolar Hoy

Publicado por: Vardan Bleyan

Mas del Autor

Siguenos

Pfizer-BioNTech, la historia de una vacuna innovadora y pionera en aprobaciones

La vacuna Comirnaty, también conocida como BNT162b2 o por el nombre de sus desarrolladoras (Pfizer-BioNTech), cuyo primer lote con 100.000 inmunizantes llegará esta tarde al país como parte de las 20 millones de dosis que arribarán este año por el acuerdo entre el Gobierno nacional y la empresa, publicó sus primeros resultados de eficacia el 9 de noviembre de 2020 a partir de los datos preliminares de su estudio de fase 3, en el que participó la Argentina.

Mas recientes