Exceso de producción, problemas de almacenaje y peleas de productores explican caída del crudo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
petrol, gasoline, diesel

Un exceso de producción en momentos de contracción de demanda a causa de la pandemia de coronavirus, la falta de un sistema de almacenaje y una excesiva dependencia fiscal de los ingresos por ventas de hidrocarburos por parte de los estados productores llevaron a que el precio del petróleo tocara hoy mínimos históricos.

Si bien los analistas internacionales y del negocio petrolero se preocupan en remarcar que este fenómeno afectó sólo a los contratos de futuro con entrega en mayo, y que los precios para junio mejoran, lo cierto es que existe un exceso de oferta global en medio de una demanda retraída por los efectos de la pandemia.

A esto también se sumó la influencia cada vez mayor de las energías renovables que van desplazando gradualmente al crudo como insumo básico de la matriz energética.

industry, outdoors, sky
Pozo Petrolero – Pixabay.

A lo que se agrega además la creciente producción de hidrocarburos no convencionales que desplazan al crudo tradicional, en particular, en los Estados Unidos.

¿Por qué todo afectó a los contratos de mayo? Todo confluyó en un momento único con elementos de diferente procedencia.

Un primer desequilibrio, la menor dependencia de los EE.UU. del suministro de crudo tradicional, por lo expresado más arriba. Los EE.UU. cuentan hoy con las mayores reservas energéticas del planeta tanto, en no convencionales como en energías renovables.

Este factor clave cortó de manera dramática los envíos de Oriente Medio, México y Venezuela a las refinerías norteamericanas y fue reemplazado con producción local.

En segundo término, la aparición de nuevos jugadores en el mercado, como es el caso de las naciones del Asia Central, aumentaron el crudo disponible en el mundo, lo que desató una guerra de precios y producción, entre los países nucleados en el cartel de la OPEP y los productores extra OPEP, liderados por Rusia, que llegaron a un acuerdo mínimo para cortar la producción de crudo en unos 9 millones de barriles diarios.

El tercer factor, el brote del Covid-19, produjo una extraordinaria contracción de la demanda de petróleo -fletes marítimos, turismo y movimientos domésticos, desaparecieron-, en momentos de sobreproducción, lo cual profundizó la baja de precios.

Durante el brote de Covid-19 la cuarentena obligatoria llevo a la disminución del tráfico de vehículos. Foto: Luciano González /Index Media

Un cuarto elemento fue el exceso de petróleo que desbordó la capacidad de almacenaje disponible no sólo en las plantas de producción, sino también en refinerías, oleoductos y supertanques, lo cual obligó a rechazar cualquier contrato.

Finalmente, un quinto tópico. Algunos analistas sostienen que la mejor posición relativa de los EE.UU. en el mercado petrolero le permitió arriesgar una jugada diplomática. Como los ingresos por hidrocarburos son vitales para productores como Rusia, Irán y Venezuela, la Casa Blanca apostó por usar sus grandes reservas de petróleo para hundir los precios y provocar una asfixia financiera a Moscú, Caracas y Teherán, tanto que este último ya pidió auxilio al FMI, e infrigirles un serio daño. Una carambola a tres bandas que el tiempo dirá si da los resultados esperados.

Via ednHUB
Mariana Prado

Mariana Prado

Comentar

Dejá un comentario

Seguí leyendo

Indicadores Globales

Indicadores Forex

Gitanos, una nación obstinada en ser libre

Un pueblo sin fronteras, tratando de situarse en donde puedan y los dejen, sin leyes a la manera occidental, obedeciendo una tradición oral, se resisten

Dolar Venta Hoy

Dolar Venta Bco. Nación $ 94.50

Publicado por: Mariana Prado

mpradobae@gmail.com

Dejá un comentario

Mas del Autor

Siguenos

Mas recientes

Subscribete

Al subscribirte aceptas recibir info de nuestras noticias y campañas publicitarias.