Croacia, Serbia y Bosnia, Balcanes a sangre y fuego.(3)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Capítulo 3

Croacia participa en la Guerra de Bosnia

La guerra en Bosnia provocó la obvia participación de los croatas, ya que al sur de dicha república existía una extensa minoría de compatriotas a defender (Herzegovina).En un principio la estrategia fue una alianza con los musulmanes que formaban parte de la población, y enfrentar la avanzada serbia. Consolidado este rechazo al invasor, su objetivo fue anexar los territorios ocupados por dichas minorías croatas. La lucha en esta república, donde convivían históricamente diferentes etnias, fue extremadamente cruel y duró desde octubre de 1992 a febrero de 1994. Allí en el terreno, tanto croatas, serbios y los musulmanes de Bosnia, reclamaban diferentes porciones territoriales, que muchas veces se superponían. Las presiones norteamericanas forzaron a croatas y musulmanes a sentarse y pactar entre ellos la formación de la Federación Bosnia-Herzegovina, para enfrentar a los serbios.

Bosnia fue el conflicto cuyos crímenes llegaron como procesos al Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia. Convertir una región plurinacional en un estado nación cohesionado, resultó imposible. La república de Bosnia-Herzegovina era considerada un ejemplo de lo que el socialismo yugoeslavo había logrado construir, por su convivencia interétnica.

El nacionalismo en la República de Bosnia-Herzegovina.

El mito de la convivencia se derrumbó estrepitosamente en las primeras elecciones multipartidistas (noviembre de 1990), cuando las fuerzas nacionalistas musulmanas, serbias y croatas, arrollaron a las opciones federalistas, que bregaban por la continuación de la república federal yugoeslava.

El rechazo de la comunidad musulmana a los matrimonios mixtos, siempre había levantado desconfianzas entre las otras etnias, las que interpretaban esto como una mecánica de construcción, por medio de la natalidad y descendencia, de una futura mayoría en todo el territorio de la república. Estos temores se vieron confirmados en las elecciones, donde los musulmanes resultaron vencedores por su peso demográfico y permitieron el ascenso al poder del veterano islamista, Alija Izetbegovic (noviembre 1990). Los elecciones se definieron por el voto de los sectores nacionalistas contra los Comunistas de Bosnia, que tras décadas en el poder y apoyados en una gerontocracia, se fueron desgastando.

La diplomacia occidental no actuó con rapidez, fue errática. En principio abogó por omitir el conflicto, pero progresivamente se sintió más implicada a medida que este recrudecía. En este cambio de opinión confluyeron varios intereses: consolidar el Nuevo Orden Mundial tras el derrumbe de la URSS y ayudar a los demócratas musulmanes y croatas (frente a los neocomunistas serbios) intentando evitar un choque de civilizaciones

Una tormentosa independencia a tres bandas

Conforme se fue vinculando e identificando Yugoslavia con Serbia, el gobierno en Bosnia de Alija Izetbegovic, abogó por crear un nuevo estado. El 29 de febrero y 1 de marzo de 1992 se convocó un referéndum cuyo resultado fue predecible y favorable a la independencia, la que fue declarada por su presidente al día siguiente y reconocida por la Unión Europea y los EE.UU, el 3 de marzo

Pero los serbios, como en todos los anteriores conflictos, rechazaron la nueva situación y reclamaron el derecho de sus minorías en las diferentes regiones, a unirse a su estado-nación.

Mapa político en la disputada Bosnia

Aun con un amplio reconocimiento de la comunidad internacional, la nueva nación era extremadamente débil e incapaz de ejercer el control sobre el territorio. Era una olla a presión sumida en el desorden y con diferentes etnias bregando por destruirse mutuamente.

La vieja idea serbo -croata para sustraer sus respectivas áreas en Bosnia era todavía una hoja de ruta, pero la reciente república croata de Tudjman no quería ni podía contrariar a sus aliados occidentales, por lo cual inicialmente se mantuvo neutral.

Los serbios rápidamente conformaron una entidad aparte, la República Sprska, mientras que los croatas hicieron lo mismo al Sur del país. No tenían ningún problema en desconocer lo que de hecho no existía, la unidad territorial del nuevo estado, muy a pesar de su reconocimiento internacional.

La ofensiva serbia se estrella en Sarajevo y se escapa a las montañas

Con la neutralidad croata garantizada, Serbia consideró que era el momento de tomar la iniciativa y desplazó a la zona a sus soldados, conformando una motivada y preparada fuerza de 80000 hombres, al mando del general Ratko Mladic. Esta fuerza fue financiada y controlada indirectamente desde Serbia por el improvisado Partido Democrático, al mando del psiquiatra Radovan Karadzic.

El objetivo serbio era ambicioso: lograr una amplia franja que uniera los territorios serbios (Serbia, Republica Krajina en Croacia y República Sprska en Bosnia), confinar a los musulmanes en una atestada área central y a la vez partir la ciudad de Sarajevo en dos partes

La ofensiva comenzó a principios de abril, cuando grupos paramilitares serbios tomaron al asalto la estratégica localidad de Bijeljina. Allí se cometieron numerosos abusos y asesinatos de activistas musulmanes, produciéndose lo que se denominó limpieza étnica en las áreas fronterizas. Esto generó un éxodo de refugiados, hacia otros enclaves del territorio bosnio.

Marzo 1992

Paramilitares serbios masacran a civiles en Bijeljina.

Mientras esto ocurría la ciudad de Sarajevo estaba al borde del colapso, con los barrios serbios y musulmanes en manos de sus respectivas milicias. La amenaza de partición fue la chispa que provocó el incendió. Manifestantes tomaron el parlamento y avanzaron sobre las oficinas del serbio Karadzic, en ese instante aparecieron los despiadados e incansables francotiradores Chetniks, abatiendo a seis de ellos. La policía del gobierno musulmán tomó rápidamente el control de la ciudad, mientras que los serbios huyeron rápidamente a las colinas adyacentes. Allí permanecieron hostigando a la población civil durante todo el resto del conflicto.

Abril 1992

Comienza la pesadilla en la ciudad de Sarajevo

Las milicias serbias terminaron  encallados en un desastroso asalto blindado sobre Sarajevo, los días 2-3 de mayo. El apoyo aéreo resultó insuficiente y sus tropas terminaron rodeadas, en medio de una ciudad lanzada a expulsarlos

Ante la imposibilidad de tomar Sarajevo, los serbios decidieron iniciar su largo y cruento asedio, desde las colinas adyacentes. Por su parte, la defensa de la ciudad quedó en manos de las desorganizadas milicias locales. La situación fue agravándose paulatinamente con un alto costo en bajas civiles, que se multiplicaban a diario con los certeros disparos de francotiradores, que asechaban a cualquiera que intentase tan solo caminar frente a sus armas. Esta cacería finalmente, no seria tolerada por los organismos internacionales

Bosnia  estaba hundida en el caos más absoluto, había perdido buena parte de su territorio y eran las milicias quienes tenían el control sobre el terreno. Por supuesto los asesinatos de prisioneros fueron de nuevo moneda corriente entre todos los ambos bandos en lucha, pero las tropas que respondían a Karadzic, perdieron prácticamente la cordura y se lanzaron con agónica ferocidad a intentar consolidar sus posiciones en el terreno

La opinión pública occidental y la diplomacia internacional (Resolución 757), exigidas por la situación de asedio ininterrumpido a la desmoralizada población civil y las terribles condiciones que la prensa pudo constatar en los campos de detención, tomaron partido finalmente y consideraron a los serbios los agresores. La larga sombra de la Segunda Guerra Mundial se extendía por el conflicto.

Campos de prisioneros expuestos a la prensa

Constatar esta adversa realidad internacional fue un duro golpe para la diplomacia serbia, convencida de ir a negociar la paz desde una posición favorable tras la ofensiva. Sin embargo, Occidente tampoco parecía estar decidido en intervenir en forma directa, temerosos de despertar a la debilitada Rusia, atacando a su antiguo aliado eslavo. El propio representante de la UE le recalcó a los bosnios, que no esperasen una intervención.

La apuesta diplomática occidental era el Plan Vance-Owen, una solución que proponía dividir Bosnia en diez cantones étnicos, algo que favorecía a los croatas, pero perjudicaba a serbios y musulmanes. De todas maneras, el gobierno serbio de Milosevic aceptó, ya que de esta forma cerraba  definitivamente el conflicto y aceptaba la oferta de la comunidad internacional, de evitar las duras sanciones con las que la amenazaba.

Sin embargo, los serbobosnios, inmunes a las presiones internacionales y a los de su propia madre patria, se negaron a ceder los territorios que proponía el plan. Dirigidos por sus líderes Karazick y Mladic, en una tormentosa asamblea desconocieron al mismo Milósevic y quedaron expuestos y solos, ante la mirada internacional.

Francotiradores despiadados e incansables, disparan desde las colinas de Sarajevo.

El plan que sí se llevó a cabo fue la masiva llegada de ayuda humanitaria, de la cual vivía buena parte de la población civil. Los combatientes aprovecharon esta instancia y se vieron indirectamente beneficiados.

En enero de 1993 se instaló en la Casa Blanca, Bill Clinton, quien consideraba que  los EEUU no podía mantenerse al margen de tamaño conflicto europeo. Su idea cercana a la intervención directa se vio reforzada por el golpe de estado de Yelstín en Rusia, que puso fin al miedo que se tenia a la reacción de ese país. También preocupaba, se estuviera construyendo una imagen de ataque al Islam, tal y como lo probaba el creciente flujo de muyahidines, cada vez más presentes y activos, los que iniciarían un agónico contraataque.

Pablo Kulcar

Pablo Kulcar

La reflexión no atenta contra la necesidad de informar.Una noticia no deja de ser un recorte subjetivo, que hacemos, de lo que llamamos "la realidad".La honestidad intelectual es el prisma por donde la pasamos.Debemos intentar descubrir aquello que se esconde en una maraña de textos, palabras e informaciones y surfear los relatos de "verdades relativas" disfrazadas de "absolutas"

Comentar

Dejá un comentario

Seguí leyendo

Indicadores Globales

Indicadores Forex

Dolar Venta Hoy

Dolar Venta Bco. Nación $ 95.00

Publicado por: Pablo Kulcar

pablokulcar@hotmail.com

Dejá un comentario

Mas del Autor

Siguenos

Mas recientes

Subscribete

Al subscribirte aceptas recibir info de nuestras noticias y campañas publicitarias.